SOCIEDAD DE DILETANTES (, S.L.) & PAAARTNERS

(atadijos sin fraude) -equilibrios inefables-

lunes, 31 de mayo de 2021

El unicornio descansa en un jardín

 

 


 

El tapiz "El unicornio descansa en un jardín", se fecha entre 1495-1505, es francés en cuanto a su diseño y dibujo -el cartón se realizó en París- pero se tejió en los Países Bajos -Bélgica-, sobre  urdimbre de lana, con lana, seda, plata y tramas doradas.

Mide 368x251,5 cm.



Forma parte de "La caza del unicornio", constituída por seis tapices, de los que parece, sin embargo, que éste no guarda relación de continuidad en cuanto a su temática.

Se conservan todos en el Metropolitan Museo de Nueva York, por donación de los Rockefeller en los años 30, quienes los adquirieron en 1923 vía intermediarios al último de los Rochefoucauld que disfrutó de ellos tras una larga cadena siglos de propiedad en esta familia.
  


6 comentarios:

  1. ¿Y si consiguiéramos que existieran los unicornios?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Existen, Pedro, en nuestra imaginación colectiva. Y porque nos son necesarios existen

      Eliminar
  2. Entonces, ¿vigilan el árbol de la fruta prohibida para que no vuelva un dios a expulsar del paraíso a quien pruebe de ella?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cielos, Fackel! Qué pifostio de tradiciones, leyendas y culturas me has montado.. A ver a ver: el unicornio descansa en el cercado bajo un granado, símbolo de la fertilidad, y el jugo de una granada le ha caído sobre el lomo. No vigila, descansa, creo que prisionero voluntario en un cercado que podría saltar si quisiera.

      Creo que esta intrepetación está muy alejado del árbol prohibido del paraíso primigenio que inaugura otra leyenda de otra cultura. Vigilar, castigar, prohibir, tentar, la culpa.. son algunas de los gracias de la cultura que tú señalas, llena de terribulitá, tan ajena a la caza del unicornio.

      Muchas gracias por tu aportación sincrética

      Eliminar

dígame