SOCIEDAD DE DILETANTES (, S.L.) & PAAARTNERS

(atadijos sin fraude) -equilibrios inefables-

miércoles, 24 de agosto de 2011

Cuando la luz se va



Cuando la luz se va 
no enciendo nada y nada se oscurece
sólo mis párpados pueden decidir
el final del asedio
y cerrarse
con la esperanza de sorprender mañana el mundo
en el flagrante delito
de ser diferente

Belén Artuñedo
"Delito" Del libro Orden de alejamiento
LF editores -libros del consuelo- 2009

Estos días, con la luz natural que se apaga cada vez más pronto y nos llevan al otoño y su creciente oscuridad, cíclicamente, tan cíclicamente, me viene a la cabeza a estas horas el comienzo del poema "Delito" de Belén Artuñedo, sin recordar cómo sigue, pero sabiendo que no es precisamente de la luz el tema del poema. (Sino el maltrato)

Aquí, no enciendo nada y todo se oscurece y me voy acostumbrando a moverme entre sombras, sin ver con nitidez para dejar que lo invada todo el proceso natural . Fuera, en la calle, hay más luz, y el cielo aún deslumbra desde esta oscuridad.

Quizá también yo tenga una muy lejana esperanza de sorprender mañana el mundo en el flagrante delito de ser diferente. 

de mirarlo con otros ojos, de encontar a mi mirada y pensamiento aquello que  aún no sé qué será, que me permita que no se me imponga esa realidad mostrenca, sangrante, hipócrita, vociferante.

Mientras, puedo seguir recordando el poema de Belén