SOCIEDAD DE DILETANTES (, S.L.) & PAAARTNERS

(atadijos sin fraude) -equilibrios inefables-

miércoles, 20 de mayo de 2015

delicias diletantes









La flor aislada en la fotografía, mide entre un milímetro y milímetro y medio y es perfecta.






Es la flor de una planta que crece entre los adoquines y a la sombra de los bordillos. A veces apenas logra asomar de su grieta, a la que dota de un almohadillado.




Cada tallo es como un hilito


(y ahora me acuerdo que tengo un dibujo de esta planta hilito de hace dos añossss!!!!: 


)



y el conjunto, visto de cerca y a su nivel, un discreto jardin en miniatura.





Parte de su gracia está en seguir la geometría del adoquinado, trazando grandes perspectivas donde sumergirse.

Como me sumerjo yo ahora, así:







domingo, 17 de mayo de 2015

paisajes diminutos





Todas las mañanas, al ir a trabajar sonrío a este grupo de plantas. En ese momento los primeros rayos de sol iluminan en grandes franjas que vienen de la derecha de la imagen.

Hace unas semanas brotaron las espigas, desde mucho antes las pertinaces bolsas de pastor me hacían unas reverencias al pasar. Ahora, se las ve ya sin la bolsita, pero mantienen la simetría axial tan grata: creo que son semillas esas especies de hojitas blancas tan delicadas.


Junto al último árbol de la hilera en mi paseo al trabajo, aparecieron hace unos días todas estas flores mínimas, impertérritas entre papeles y otras hierbas y residuos vegetales




Este es el momento del afogamiento, cuando las pelusas seminales de chopo se enredan en plantas con muchos salientes, como es el caso de las bolsas de pastor





Las plantas se ven así fantasmagóricas, como disfrazadas por una niebla.


Este es también el momento de la nevada vegetal, el tiempo del vuelo de las pelusas de los chopos: la maravilla de verlas flotar, caer y enredarse con sus delicadísimos filamentos, que envuelven tan tenuemente una semilla muy pequeña y blanca, como de tres milímetros.



y todos estos son diminutos paisajes, jardines en miniatura, delicias diletantes

para disfrute de todos


viernes, 15 de mayo de 2015

cuando empezó a delirar, en realidad



en realidad, , ya llevaba tiempo delirando. No sé cuántas semanas que nos traía del colegio excitada, y al pasar por una tienda de decoración donde admirábamos los niños las panoplias, y sables y puñales de adorno tan rancios, gritaba que un día nos iba a matar a todos. Y nos mirábamos unos a otros con asombro y miedo, claro.

Cuando empezó a delirar ya llevaba noches llorando y mi padre tratando de consolarla y calmarla. Pero yo no entendía por qué qué pasaba, qué le pasaba.


El día que deliró por fin, libremente 

y corrimos y corrimos los hermanos pequeños, los tres pequeños nos escapamos de casa corriendo corriendo  escaleras abajo y corrimos y corrimos llorando y luego seguimos corriendo y corriendo con la mujer tan joven que nos cuidaba y que también lloraba señora señora no diga eso, señora señora

cuando mi padre nos fue a buscar a la casa de los amigos donde nos llevó la joven que nos cuidaba, allí donde estuvimos jugando con ellos y llorando jugando con su enorme casa de muñecas y llorando toda la tarde.

cuando mi padre nuestro padre, después de hablar con los padres de nuestros amigos en privado en su salón nos recogió y nos besó y nos fuimos y en el ascensor bajando hacia nuestra casa le pregunté qué le ha pasado a mamá y nos dijo que está enferma y que se pondrá bien pero que no va a estar en casa en unos días en un tiempo


jueves, 14 de mayo de 2015

ruido visual




me resulta extraña esta reproducción fotográfica de lo que vi al pasar y me detuvo. Lo que vi eran flores amarillas que brillaban y atraían la mirada y me hicieron parar. Sin duda aislé los fogonazos amarillos y fijé la vista en ellos dando forma a las flores. 

El ruido de fondo de la pared tras la planta diluye en la fotografía las formas y confunde el brillo que me atrajo.




La cámara y yo miramos de distinta manera, pero todas las versiones o miradas existen y son válidas.

No creo que ninguna sea más real que la otra: todas son igualmente irreales o no.