SOCIEDAD DE DILETANTES (, S.L.) & PAAARTNERS

(atadijos sin fraude) -equilibrios inefables-

domingo, 2 de agosto de 2015

Dibujos: el placer del olvido





El dibujo representa una zona muy bascularizada e inflamada. Pero la sangre ha de llegar a todas los tejidos para que no mueran. Aunque escape en emorragias.
Rotulador y bolígrafo de gel / papel. 20 x 20 cm.

(El dibujo, de hacia 2006, de El Cuaderno de Mercedes, lo ha terminado estos días, como me prometí)




En otro cuaderno, en las pocas hojas que aún quedan y junto a esbozos cuyos modelos -ramas pequeñas deliciosas- no encuentro ya entre mis cachivaches vegetales, encuentre este ramilla con botones, que supongo que son frutitos o brotes secos, no lo sé.

Aún deseaba dibujarla, pero no recordaba haberlo hecho, y eso me encanta. Quizá lo hiciera el pasado año, en un despiste. Qué grato es el olvido.



Este dibujo lo hice bajo las plantas hilito, que creo que dibujé hace un par de años y de repente, recordé hace unos meses.
 


Y tras unos dibujos y fotografías apoyados en la pared sobre la mesa de dibujo, encontré una lámina de un papel metalizado de color plateado similar al vegetal por su semitransparencia, con este mínima ensoñación sobre una planta. 




Y en la misma lámina, encontré este pequeño laberinto de agua en fuga. Sé que retoma las representaciones del agua en algunas miniaturas medievales.


 De nuevo constato qué bueno es olvidar, sorprenderme  luego tanto al encontrar y tratar de recordar cuándo hice esto, qué es, dar una versión actual, acabar el dibujo y hacer uno nuevo junto a él. El tiempo apilado en múltiples capas de cebolla interconectadas en la memoria como los vasos sanguíneos, la memoria como una planta con múltiples raíces y ramilla enrevesadas, como agua en fuga. Un placer.

sábado, 1 de agosto de 2015

nido para pájaro elegante: preguntas para el pájaro que lo habite



La hondonada donde puede habitar el pájaro es de 3,5 cm. de profundidad. Las dimensiones del óvalo vital son 6 x 4,5 cm. Suficiente para una pequeña ave. 




El material es suave, gasa tintada y deshecha. Cosida, con vainica para que no se deshaga en hilos.



Tengo que preguntar al pájaro qué quiere que haga con la araña de hilos que envuelven el nido: si dejarlos así, enredados, a su natural manera, o desenredarlos cuidadosamente y peinarlos. 


También tengo que saber si quiere que el nido cuelgue de una rama o esté posado sobre ella, debidamente asegurado para que no se lo lleve una corriente de aire.




Espero respuesta

domingo, 26 de julio de 2015

Artemisas efesias




Me fascina la poderosa imagen de la Artemisa de Éfeso.






Llevo tiempo dándole vueltas a hacer un vestido artemisino, con esa multitud de pechos. Pero quiero hacer un vestido que se pueda poner, no una escultura, ni una camiseta. 


Mientras, he ido encontrando el tratamiento que han dado a este tema diversas artistas:





Louise Bourgeois, en una imagen sin referencias, vistiendo su propia versión.







Y su obra "Blind Man's Buff", de 1984, 
en mármol con peana de madera. (92,7 x 88,9 x 63,5 cm.). Cleveland Museum of Art








Erika Swinson, con esta obra, basada en la fotografía de Louise con su vestido de pechos, titulada  "Louise Bourgeois Memoria Sweater". 2013
Fibra, ganchillo.  




Sylvia Steiger, sin más referencias, esta estupenda y delicada camiseta. 


En otro orden de cosas, los bordados volumétricos de Sally Hewett, en especial estos dos de su serio de bordados de medicina y cirugía: 


Sally Hewett: Masectomía*. 2015
70 x 33 x 15 cm.







Sally Hewett:  PIP (2012)
23 cm. diámetro





Jana Sterbak: Hairshirt. 1992

(en este caso los pecho no son de la obra, pero sí el pelo en pecho que aporta)



Volviendo a lo múltiple:




Louise Bourgeois de nuevo: Nature Study, 1984-1998. 



Y otras tres obras de Bourgeois, entre otras muchas:


Tits. 1967. Bronce




Trani episode. 1971. Bronce

...

Y finalmente..



Marcel Duchamp: Se ruega tocar
1947, goma y espuma 




/me había inclinado por la gomaespuma para hacer mi vestido efesino..
Ahí está esperándome/

jueves, 23 de julio de 2015

Curva cruel. Fernando Beltrán


CURVA CRUEL 


Pasaba tarde a tarde y a la misma hora.

Conocía centímetro a centímetro
cada peligro oculto en esa curva. 

Lo dice el maquinista entre lamentos
 mientras su frente sangra las metáforas
que inventa cada cual sobre esa herida. 

Además estos trenes se conducen solos.
No sé qué habrá pasado. Insiste. 

Contemplo una y mil veces el brutal accidente. 

La edad por la que cruzo cada día. 
La curva interminable.

Ya nos lo habían dicho. 
                    

FERNANDO BELTRÁN. 
Hotel vivir.
 Hiperión, 2015


En recuerdo de nuestro amigo Mazi. En recuerdo de todos los que allí fallecieron. En recuerdo del señor maquinista.