SOCIEDAD DE DILETANTES (, S.L.) & PAAARTNERS

(atadijos sin fraude) -equilibrios inefables-

sábado, 30 de abril de 2016

"Secuelas" de Belén Artuñedo



SECUELAS


Todo el mundo parece saber dónde me encuentro,
me abren paso
y enfocan las lentes que me nublan.
Parecen saber a qué tubérculo se remontan mis raíces
y hasta en qué bolsillo traspapelé la certeza de ser
esta silueta que dibujan con sus luces.
Todo el mundo parece saber lo que me falta,
distinguen mi razón de mi delirio
e insisten en cargar con mi perfil.


Yo no me parezco al testigo
que de mí quieren hacer.


De mi oscuridad,
sólo el rencor en mi puño
pasa desapercibido.

Para Laure Arnal

BELÉN ARTUÑEDO
Orden de Alejamiento
LF Ediciones, 2009

martes, 26 de abril de 2016

Belén Artuñedo: lectura de poemas



El jueves, 28 de abril, a las 20 h. Belén Artuñedo leerá algunos de sus poemas en la Casa de Zorrilla (Valladolid).


Belén es autora de los siguientes libros, publicados por LF Ediciones:


(1998)




(1999)




(2001)




(2005)




(2009)


lunes, 14 de marzo de 2016

huir, volar, como Isabel Bono






http://laespumadelasnoches.blogspot.com.es/2016/03/huir-volar.html
huir, volar 
 Hay tanta gente en la alameda que parece semana santa. La luz no es natural (todo parece gris, pero luminoso). Entro en un portal para huir de tanta gente. Un chico me saluda emocionado, ¡Cuánto tiempo!, dice. No sé quién es. Dice que no nos vemos desde que yo era Castor. Nunca he sido castor, pero no le digo nada (se supone que era mi jefe en los Scouts). Dice que han quedado en el portal, precisamente. De repente, todo el portal lo ocupa una mesa con comida y bebida en vasos de plástico. Se llena de supuestos compañeros Scouts. Aprovecho la confusión para irme. Las calles siguen igual. Doy una patada en el suelo y me elevo unos metros. Sobrevuelo gente y basura. Doblo esquinas a una velocidad de vértigo. Me gusta. 

          Isabel Bono 
en su blog "La espuma de las noches

me too. Yo también quiero huir, escabullirme y volar cuando el gentío me rodea y aún más si da por supuesto algo sobre mí, me etiqueta y configura y trata de plegarme a su deseo.

Solo es anhelo de tranquilidad.

Volaría un poco y en un momento estaría balanceándome en la rama más alta de cualquier árbol. Luego podría bajar y en el pavimento, dar unos saltitos, alejarme también de mí.