SOCIEDAD DE DILETANTES (, S.L.) & PAAARTNERS

(atadijos sin fraude) -equilibrios inefables-

jueves, 19 de mayo de 2016

nido / nest -







 (nido)
pluma y tul
3,5 x 8 x 9 cm. aprox.


Había llegado  a la conclusión de que ya no deseaba seguir construyendo objetos frágiles, objetos volátiles, pequeños, apenas visibles. No deseaba seguir trabajando sobre los seres frágiles o con ellos.





Pero el Elefante Rosa hizo una convocatoria para hacer el fanzín Nº X, e impulsó de nuevo mi afán por la colaboración, el intercambio de ideas, la participación: el movimiento y el deseo.


La convocatoria, en la que se hablaba de lo frágil, y  que proponía el tema "nido, refugio"... me hizo ponerme en marcha en contra de mis conclusiones: obviamente, pensé en construir un nido, refugio, acogimiento.







Tuvieron sentido las plumas que fui recogiendo del suelo el año pasado, cuando al llegar a casa me ponía a sacar la cosecha de la mañana, a limpiarlas y desinfectarlas con mucha prudencia, dejarlas secar, peinarlas. Y el tul, que guardaba pendiente de desear hacer otra obra que en algún momento ideé. Y una pequeña clase de costura que Bulgarcita Pingos me dió, con la finalidad de ayudarme a hacer otra obra que me rondaba fuertemente entonces.





Cuando estaba construyendo el nido comencé a rechazar las plumas y plumones más grises. Y  empecé a sentir inquietud y cierta repugnancia por las plumas. Inquietud ante la posibilidad de una desinfección deficiente, repugnancia hacia ese ser tan vivo. 

No quise seguir. Me paré, pero volví. Lo continué. Y cuando finalmente lo di por acabado persistía el rechazo y la inquietud y la repugnancia: la experiencia de sujetarlo en el cuenco de la mano me resultaba turbadora: la suavidad de las plumas, casi viscosa, sus movimientos casi imperceptibles..

Finalmente le di la espalda y dejé de pensar en él, de sentir nada sobre él. Cuando lo volví a mirar, lo acepté.





Luego le busqué con qué cubrirlo de vientos y polvo y lo coloqué sobre una peana. 


martes, 17 de mayo de 2016

escritura encontrada -otra-





Buscando el libro Orden de alejamiento, de Belén Artuñedo, me distraje con esas cosas que tengo ahí y no recuerdo muy bien qué son, y me llevé esta sorpresita: uno de los más de 70 cd`s pintados, que contienen unas obras que Pilar Rubio Montaner expuso en su página web poesia-imagen.com, y que se regalaron a los asistentes al II festival de poesía versatil.es de 2007.

Je, qué cosas hacíamos... Cómo me lo he pasado, caramba! -(Espero seguir pasándomelo tan bien o mejor).

Y qué bueno que es no saber qué son las cosas que nos rodean y atesoramos, ni qué tesoritos guardamos, ni dónde tenemos las cosas, ni tantas cosas que se olvidan y ZAS!, un día asoman por ahí y me pongo muy contenta.