SOCIEDAD DE DILETANTES (, S.L.) & PAAARTNERS

(atadijos sin fraude) -equilibrios inefables-

domingo, 15 de abril de 2012

Sean Scully, exposición "Luz del Sur"






Andaban los diletantes zascandileando por Granada, por el Zacatín arriba por el Zacatín abajo, desde  la puerta de Elvira  a la de Bibarrambla, entrando en todo edificio civil o religioso (madre mía, qué conventos, vaya colegios mayores), fisgando los cármenes, los zaguanes de conventos,  subiendo y bajando cuestas, atravesando hornos, callejones y callejas, y claro, por la placilla del Sol subiéronse a la Alhambra, visible desde todas partes, peazo monumento alucinatorio.


Y mira por donde, a la entrada del Palacio de Carlos V en la Alhambra -palacio que nos fascina con su claustro circular, que al pasearlo produce unas perspectivas tan alucinatorias [también]- ven un cartel que anuncia, en la capilla del  palacio, una exposición de Sean Scully, ese artista irlandés medio afincado en España cuya obra perseguimos desde los años 80.  AAAAHHHHH!, vamos allá.





Parece la donante del cuadro, pero es solo una espectadora puesta allí para dar la talla. 

Asombrada se ha quedado con "Muro de luz mediterránea", 
2011, óleo sobre aluminio, de 216 x 190 cm. (toma cuadro!)






Y aunque las echuras de las obras pictóricas de Scully son grandes, incluso mucho más grandes (229 x 336 cm. mide la maravillosa "Africa" del MNCARS), se pierden en la fabulosamente grande capilla del no menos enorme palacio de Carlos V.  Vamos, que hasta parecen pequeñitos.


Imagen tomada de aquí 



La exposición muestra además muuuchas obras sobre papel (acuarelas), así como tres series de fotografías: Santo Domingo for Nene (1999), Piedras de Aran (remotas islas de Islandia con campos vallados por maravillosas cercas de piedra)






Y por último la serie Alhambra o Suite Alhambra de 2011:




Pero dejando aparte las surfaces, patterns, repetitions, moduls, aniconics, brushstrokes, orientalisms, exotisms, misticisms, lights, etc.etc.

Olvidándonos de todas las palabras, nos perdemos mirando el Muro de luz mediterránea. Así:









porque las pinturas hay que pasearlas para vivirlas

porque esta pintura parece desear ser tocada, parece aún húmeda, con los colores que deja traslucir debajo, capa sobre capa hasta el aluminio.





pintura que se merece un lametazo de tanta textura y frescor




Pintura que nos deja sin palabras, y mejor así, callados, contemplando y guardando este deleite privado











mares de pintura donde sumergirse


Y para disfrutar de más obras de Sean Scully, aquí


y sin embargo... las obras vistas en directo, en su presencia, confrontados a ellas, no en fotografías ni pantallas...

así, las pinturas de Mark Rothko respiran, silenciosa pero intensamente.
así palpitan las de Sean Scully