SOCIEDAD DE DILETANTES (, S.L.) & PAAARTNERS

(atadijos sin fraude) -equilibrios inefables-

lunes, 6 de abril de 2015

montaña barroca - pliegues


A veces parece que me olvido de que bajo mis pies hay tierra. Un mundo rocoso subterráneo y muy variado que desconozco, pero atisbo en las trincheras de las carreteras, en las montañas si no están muy vegetadas, en las ondulaciones  suaves del terreno. 

Y luego imagino.



 Aquí la roca parece convertida en carne, con la caída blanda de masas y la pérdida de materiales, decapándose, como fundiéndose.





Me fascinan los pliegues.  Los sigo con la mirada, feliz, en sus curvas y subidas y bajadas, en su paralelismo y en sus roturas, en su manera de tumbarse y replegarse. 



y aquí parece la carne en carne viva, despellejada a dentelladas



y casi son cubos los materiales desprendidos y los que quedan, que se alzan y quedan aprisionados por otra hilera de masas


y vuelven a hundirse y se curvan, como la carne

Me gustaría tener rayos x en los ojos para ver lo que hay debajo. Pero este es oficio de geógrafos, geomorfólogos, que con su conocimiento pareciera que sí tuvieran rayos X en la mirada.

Yo sólo miro.