SOCIEDAD DE DILETANTES (, S.L.) & PAAARTNERS

(atadijos sin fraude) -equilibrios inefables-

sábado, 5 de marzo de 2011

Alienación - en "Aire nuestro" de Manuel Vilas





Sigue habiendo miles de razones para que la revolución regrese, millones de razones, millones de seres humanos empobrecidos, humillados.. La novedad es que los opresores, en este junio de 2008, están más psiquiátricamente alienados que los oprimidos. La riqueza sin finalidad humana aliena más que la pobreza. Hay una ironía en lo que acabo de decir que todavía no acabo de entender, pero te aseguro que es así; veo a esa gente dando vueltas por el mundo, con sus cincuenta casas, con sus cincuenta aviones, con sus quinientos mil millones, y veo que están súper estresados, y encima se mueren. Una cosa es segura, para la nueva revolución necesitaremos más psiquiatras. Quizá más psiquiatras que guerrilleros.

De "Carta a Fidel"  (donde el fantasma de Ernesto Guevara, que deambula por la tierra de un lado a otro, escribe en junio de 2008 una carta a su amigo Fidel (Castro)).

Este texto pertenece a la novela Aire nuestro [pág. 169], del escritor zaragozano de España Manuel Vilas, autor también de la novela España y de varios libros de poesía, como Resurrección y Calor.


La novedad es que los opresores, en este junio de 2008, están más psiquiátricamente alienados que los oprimidos. La riqueza sin finalidad humana aliena más que la pobreza.



veo a esa gente dando vueltas por el mundo, con sus cincuenta casas, con sus cincuenta aviones, con sus quinientos mil millones, y veo que están súper estresados, y encima se mueren. 




eso, y encima se mueren, los muy jodidos.

Más, de la misma novela Aire nuestro, del mismo escritor de Zárágózá (España, El Cosmos), Manuel Vilas

Pero ¿qué verdad? Ninguna. Sólo es una forma de hablar, de hacerse el interesante. La única verdad son los malos materiales con que está hecha la realidad del año 2008 en España y en el Mundo Occidental. Malos materiales: tuberías defectuosas, neumáticos de baja densidad vendidos como neumáticos de altas prestaciones, corrupción en el sistema sanitario / alimenticio / periodístico español, toxicidades en los párquines fuera de cualquier control industrial: una deriva descontrolada del capitalismo universal. Finalmente, José Luis Rodríguez Zapatero gana las elecciones españolas en marzo de 2008. Una sociedad en estado de coma etílico o una sociedad en estado de suciedad suicida vota lo primero que ve. Ésta es la realidad, si la quieres. La verdad es que lo que compras (zapatos, casas, pantalones, tuberías) está hecho con malos materiales. La verdad es que todo se rompe. La industria y la tecnología fabrican productos intensamente perecederos: nada sobrevive. ¿Quiénes son los beneficiarios? ¿Los grandes capitalistas universales, las grandes fortunas de La Tierra? No. Hay alienación también en la posesión descontrolada de poder, dinero, éxito. Todo es alienación. Mick Jagger, Bill Clinton, Bob Dylan, Juan Carlos I, Bill Gates, Rodríguez Zapatero, Obama, Carla Bruni, Steven Spielberg, Antonio Banderas y su hermano Vladimir Putin padecen alienación, quizá una alienación más gigantesca que la del último emigrante rumano que trabaja en España por seis euros la hora.  Es el enigma, sí. Un enigma estrafalario que nos conduce a los centros biológicos del individuo y a la consideración última de que la vida humana es esencialmente vida antes que humana. En tanto que humano es artificio, y via es necesidad.

una deriva descontrolada del capitalismo universal



Hay alienación también en la posesión descontrolada de poder, dinero, éxito. Todo es alienación.


De "Collioure", nota a pie de página a partir de una reflexión sobre "La verdad" [págs. 184-185] (donde "el poeta católico, socialdemócrata, posmoderno y comunista César Vilas", viaja a Collioure invitado a un congreso sobre Antonio Machado, y dice así):

A todos nos acaban invitando siempre a algún sitio. Tarde o temprano, si vives en Occidente, te invitan a alguna parte. Tiene que ver con la riqueza y el movimiento. Tiene que ver con los miles de lugares esparcidos por Occidente en donde se celebra algo, lo que sea. Viajamos y viajamos como si fuese a pasar algo, como si hubiera una necesidad. La necesidad es la invitación. Todos viajamos contentos. Pensamos en la gratuidad, en el aire, en la festividad, en la comida, en la fe. Viajamos. Vamos. Peluqueros a congresos de peuquería, médicos a congresos de medicina, maestros a congresos de pedagogía, empresarios a congresos de empresarios. Viajamos. Vamos. Los presidentes de Gobierno los reyes y los presidentes de las repúblicas occidentales quieren que viajemos, que divirsifiquemos nuestros currículos, que conozcamos a otros especialistas. Piensan en nosotros con ternura agradable. Formamos una Hermandad. Ganamos profesioalidad. Es gratis. Paga alguien. Pagan el viaje, la estancia, la comida, la intervención. Pagan hasta la brisa que nos fortalece el rostro y la mirada honda. Muertos políticos que no matarán una mosca dando vueltas por el mundo. Los nuevos siervos que sirven a otros siervos en una cadena irresoluble, donde la alienación es más dura cuanto más arriba estés de la pirámide. El gran alienado es el espíritu político occidental, que aliena a los reyes y a los presidentes de las repúblicas. Véase el poema de Eliot donde se habla de esto. [..]

Los nuevos siervos que sirven a otros siervos en una cadena irresoluble, donde la alienación es más dura cuanto más arriba estés de la pirámide. 



El gran alienado es el espíritu político occidental, que aliena a los reyes y a los presidentes de las repúblicas.

 



Este fragmento de Aire nuestro es una nota a pie de página [pag. 183].

Pues eso, alienación alienación y alienación, 
y mucho más para los de arriba 
que  para  el inmigrante rumano, 
que sabe para qué está aquí y qué debe hacer.

Si es que este Manuel Vilas es un moralista -además de ser un escritor español de Zaragoza-, como ese otro escritor español, Baltasar Gracián, escritor español de la España de los Siglos de Oro.

Leer Aire nuestro además de  constituir un acto de reflexión sobre la alienación y otros muchos temas de actualidad y profunda universalidad, es un escacharro.  Vamos, que no he parado de reírme con sus literatos y cineastas en el purgatorio y estas magnificas notas a pie de página, y los reyes españoles de España, Juan Carlos I y Juan Carlos IV y demás.

Notas de autoría

Aire nuestro, de Manuel Vilas está publicado en Alfaguara (2009).

Todas las imágenes son del artistas no alienado Luis García. A mi entender, su obra efímera gira en torno a lo grotesco -o sea, es de plena actualidad- y no tienen nada que ver con la obra del escritor Manuel Vilas.