SOCIEDAD DE DILETANTES (, S.L.) & PAAARTNERS

(atadijos sin fraude) -equilibrios inefables-

martes, 29 de marzo de 2011

09. Belén: estrella mediática... un poema de Cristina Morano


09. Belén: estrella mediática, trabaja en una cadena 
televisiva española de ámbito nacional


Aun en las masas proletarias, 
hay gente que adopta
la cosmovisión burguesa
y actúa en contra, es decir, traiciona
los intereses de su clase.




¿Sabes? tanto trabajo no sirve
ni para echarse una chuleta
el domingo a la boca.
Vamos como los animales:
de la alcoba al fogón rascándonos las manos
hasta que los sabañones sangran.
De canija soñaba con tener una casa
en un sitio mejor y con verde;
ya estaba cansada en el sueño,
así que imagínate ahora.
El visón abriga más que el conejo,
la leche fresca sienta mejor que el café,
y la fruta de temporada
genera pieles traslúcidas.
Cuánto dinero. Cuándo
proletarios del mundo unidos.
¿Sabes? el país se escandaliza 
de mi analfabetismo.
El país no ha contabilizado el número
de bibliotecas de las afueras,
el número de jardines botánicos,
el de parques con árboles, el de Museos
de las afueras. Yo sí.
Con esta mano,
con este dedo, corazón.

Cristina Morano
El ritual de lo habitual
Amargord, 2010

Conocí la existencia de este librito tan magnífico y redondo de Cristina Morano a través del blog de Gsús Bonilla, que publicó un poema y la descripción de otro,  "11. Asifa: mujer afgana de Kabul" que me impresionaron y movieron encargar el libro.
Al abrirlo en la sala de espera de una consulta médica, esperando y esperando, me encantó, me lo leí entero y lo eché al bolso para releerlo una y otra vez en esas esperas que siempre hay en lugares perdidos de los días.

En el blog Voces del extremo han publicado ya unos cuantos  poemas del libro  así que yo solo publicaré uno, aunque me gusta todos.. y también el prólogo de Héctor Castilla que está muy bien.

Yo diría, pues, corazón ¿sabes?, que en las afueras hay escuelas, y existe entre nosotros una enseñanza obligatoria, aunque a muchos de sus obligados destinatarios no les guste, que si le prestas algo de atención puede que te lleve a ir ascendiendo sus sucesivos peldaños educativos, que te pueden dar unos conocimientos de un nivel u otro con los que valerte por ti -aunque está muy mal esto de conseguir trabajo- en vez de, mira lo que te digo, tener que trepar en la escala social del brazo de un hombre. No se si me he explicado, mi niña.