SOCIEDAD DE DILETANTES (, S.L.) & PAAARTNERS

(atadijos sin fraude) -equilibrios inefables-

lunes, 21 de marzo de 2011

odiosea al amanecer ...

¿realmente van a ayudar 
a los rebeldes? ¿o solo van 
a hacer negocietes?



¡pero qué odisea ni qué niño muerto! Pero qué se creen estos tipos, ¿que nos chupamos el dedo?

¿que nos creemos que van a salvar vidas,  como ellos declaran?

Ya hemos visto muchas operaciones relámpago de duración indefinida y prolongada

intervenciones humanitarias que causan muchos muertos (bajas, dicen ellos) entre los civiles a los que se va a humanizar

que destruyen las infraestructuras y los modos de vida de las poblaciones a las que se dice se va a ayudar

que acaban en guerras civiles interminables aupadas por esas humanitarias hermanitas de la caridad

que derrocan tiranos sanguinarios -que ellos pusieron o apoyaron- para poner peones al servicio de los potentes interesados, no de las poblaciones afectadas


¿Ya no nos acordamos de los objetivos perfectos y los daños colaterales? ¿no nos acordamos de la guerra-jueguecito-de-ordenador?


Qué pasa?  

¿que quieren el petróleo de Libia? 

¿que quieren seguir vendiendo armas? 

¿que quieren reconstruir el país -una vez bien devastado-?


¿por qué la ONU interviene en libia  y no en otras guerras silenciadas, olvidadas?
¿quiénes armaron a Gadafi para matar a los libios? 
¿quiénes hicieron negocios con él?

¿realmente van a ayudar 
a los rebeldes?

¿quién nos está informando y quién nos está mintiendo?

¿Y a qué viene ese pomposo nombre ridículo propio de película de holiwod? ¿es que  nos toman por bobos? ¿quién ha puesto ese nombre repugnante?  Se merece el título de gilipollas de la semana de El Jueves


y cuántas fotitas de militares muy heroicos cargando poderosísismos misiles, y todos a contar cazas y aviones inteligentes, y bombarderos y aviones de abastecimiento y submarinos para el desierto y ovnis que distinguen a gadafi del señor libio que está al lado: la guerra ideal ha llegado, señores, ¡sin sange ni cartón! ¡sin olor ni destrucción!

odiosa guerra sin que se le vea el cacareado amanecer

y efectivamente, niños y no tan niños, muertos


Cuanta hipocresía!


y la imagen de arriba es sangre, de la que mancha y huele, guste o no.