SOCIEDAD DE DILETANTES (, S.L.) & PAAARTNERS

(atadijos sin fraude) -equilibrios inefables-

lunes, 23 de enero de 2012

Esta dichosa ansiedad doméstica: Elena Román


ARMARIO DE LIMPIEZA

Será que estoy tratando de aclarar algo
y por eso batallo entre los productos de limpieza
y brindo con bioalcohol por la asepsia futura
y pruebo una bola de naftalina con la punta de la lengua
y preparo rayas de Ajax que sólo esnifo si es muy puro
y me perfumo el canalillo y las muñecas con Wizard
y hago destacar mis ojeras con algodón mágico
y río muy alto a la vez que enciendo la Vaporeta
y canto coplas de amores fatales estrangulando el plumero
y, habiendo un cajón para los trapos y otro para la mugre,
me equivoco siempre al buscar la cordura,
que no la guardo en ningún cajón porque la he perdido,
que no me va a ayudar en tamaña sarta de despropósitos
                          a mitigar mi egocentrismo maniático:
forjador de paraísos patrocinados por droguerías,
agente de menajes con propensión al guiñol,
abrillantador artista de mi artesana soledad.

Elena Román
Esta dichosa ansiedad doméstica
Devenir, 2011
Su blog: http://elblogtardiodeelenaroman.blogspot.com/



UN CENICERO

En la mesa, además de papeles 
ultrajados por cercos de café,
empeora un cenicero abarrotado de colillas

A su alrededor,
satélites de cenizas se promocionan
por toda una cosmogonía de roble.

La ceniza rodeando el cenicero,
la cafeína en las palabras,
oh, villa de la dejadez...





SUJETADOR BLANCO DE ENCAJE
Y así como el sujetador blanco de encaje
dejado caer en la indómita cama,
parece que aguardara no a mis pechos
sino a las manos que los invocan,
y obsesiona a un rayo de luz
que se cuela por la ventana apoyado por ácaros
para traspasar trayectorias de poliamida
y hacer que este momento, esa caricia de nadie,
tenga un solo nombre y éste sea Sensiblidad...
de la misma manera yo, asomada a la puerta,
ajena a lo que es mío, me palpo, urgente,
para asegurarme de que estoy conmigo
bajo el quicio de lo que no me está ocurriendo.
 ....
versos sueltos:


[...] que a mí me interesa más la evolución del moho en la
             cebolla,
(De "Portafolios")

y a mí también

[...] y las varillas sueñan con esas cosas con las que suelen 
             soñar las varillas.
 (De "Paragüero")
---Oh! ¡qué diletancia tan aguda!


No se puede ser así de yo [...]
(De "Mantelería)

[...]  Sí, claro, el estampado va a juego con la desidia...
(De "El sofá")

[...] Qué ausencia de ciclotimias tan bien llevada....

(De "Una figurita de cristal")

todos los textos: 

Elena Román
Esta dichosa ansiedad doméstica
Devenir, 2011

 Nota: cuando leí "El cenicero" me sentí muy identificada con una carcajada. Fue así que recordé un viejísimo dibujo de un cenicero, si bien no demasiado lleno pero humeante, y sin cercos de café infiltrándose en las palabras (qué pena).  Es esos trozos de ahí arriba, de hace 27 años, y agradezco a este poema y a su autora esta remembranza divertida

.