SOCIEDAD DE DILETANTES (, S.L.) & PAAARTNERS

(atadijos sin fraude) -equilibrios inefables-

viernes, 14 de agosto de 2015

Lo que me dijo el pájaro acerca de su nido





El elegante pájaro  no quiso que su nido colgara de una rama, pues le recordaba mucho a los atados que portan las cigüeñas. Acordamos entonces colocarlo sobre una rama, bien sujeto  con unos hilos, claro. Elegimos una ramilla de castaño de indias, con varias bifurcaciones para un mejor apoyo.




La situación vertical no le desagrada al pájaro, pero yo discrepo sobre esto, pues me resulta más adecuado guardarlo en horizontal en una caja de cristal que para eso elegí y compré.




El pájaro opina y se queja de que las fotos que he hecho de su nido son demasiado glamurosas, y a él eso no le va. Se queja de tanto plateado y tanto brillo y transparencia.




Y  tiene razón, pero el papel de plata era lo que yo tenía más a mano para la sesión de fotos. Casi discutimos por estos detalles...



 Al final, y antes de encerrarlo en su caja de cristal para no oírle más quejas, me pidió que le dejara reposar de una vez, y que de vez en cuando, le desenrede sus flecos con una aguja fina y se los peine -tenemos un pequeño peine para esto-, pero que por ahora, no le corte las puntas ni le haga más cosas, que está cansado de mis experimentos, que le deje en paz.
Y se dio la vuelta y se echó a dormir. 



Ahora que está dormido, me rió sin que se entere de aquel experimento tan estupendo que le hice a su nido, que a él no le gustó nada. Fue cuando se me ocurrió almidonarlo para que fuera más tieso y resistente. Aquello fue trrremennndooo: el nido se quedó como hormigón, impenetrable y duro, y su color empalideció espantosamente

Así que tuve que desfacer el entuerto, quitarle el almidón, volver a tintarlo, seguir quitándole almidón, dejarlo secar, volver a esponjar el tejido, deshacer el lío tieso de flecos que le hacían parecer una gorgona... etc.

Sin embargo, el almidón puro de arroz me ha parecido muy interesante y lo aplicaré a otras obras. Siempre que no me esté mirando el pájaro y susurrándome: ¡¡¡Tú y tus experimentos de Profesor Bacterio!!!!