SOCIEDAD DE DILETANTES (, S.L.) & PAAARTNERS

(atadijos sin fraude) -equilibrios inefables-

domingo, 16 de mayo de 2010

Y yo te buscaré por Nostro Mar


y escuchando de nuevo las Cartas mariñas de Diego Cao, les pido a los Diletantes que se hagan cargo de vigilar la humedad del papel en la obra que estamos haciendo, y me echen una mano mientras recupero esta antigua entrada de este blog, con algo de melancolía, casi




Nostro Mar Outro Mar

Terra Incognita Mare Magnum

Sós

Fomos ficando sós
o Mar o barco e mais nós
Roubáronnos o Sol
o paquebote esmaltado
que cosía con liñas de fume
áxiles cadros sin marco


Roubáronnos o vento
aquel veleiro que se evadeu
pola corda floxa d'o horizonte


Este oucéano destracou d' as costas
e os ventos d' a Roseta
ouretáronse ao esquenzo
As nosas soedades
veñen de tan lonxe
como as horas d' o reloxe
Pero tamén sabemos a maniobra
d' os navíos que fondean
a sotavento d’ unha singradura
N'o cuadrante estantío d' as estrelas
ficou parada esta hora:
O cadavre d' o Mar
fixo d' o barco un cadaleito
Fume de pipa Saudade
Noite Silenzo Frío
E ficamos nós sós
sin o Mar e sin o barco
nós.


En Cartas Mariñas, Emilio Cao canta poemas de Manoel Antonio.
Este poema Sós me había gustado mucho al escucharlo.
Así que de la web de Emilio Cao y buscando más poemas
de MANOEL ANTONIO,me encontré con el blog de Karlotti
Y como no creo que sea hombre al que esto moleste, le doy las gracias y le saludo desde aquí

Solos
Nos fuimos quedando solos
el mar, el barco y también nosotros
Nos robaron el sol
el paquebote esmaltado
que cosía con líneas de humo
ágiles cuadros sin marco.
Nos robaron el viento
aquel velero que se evadía
por la cuerda floja del horizonte
Este océano desatracó de las costas
y los vientos de la Roseta
se orientaron al olvido
Nuestras soledades
vienen de tan lejos
como las horas del reloj
Pero también sabemos la maniobra
de los navíos que fondean
a sotavento de una singladura
En el cuadrante estático de las estrellas
quedó parada esta hora
El cadáver del mar
hizo del barco un ataud
Humo de pipa, saudade
Noche, silencio, frío
Y quedamos nosotros solos
sin el mar y sin el barco
nosotros.

El mapa por donde hay que buscar a un amor, lo hice hace tres años, 
basádome en las cartografías medievales.
He utilizadolos sígnos, símbolos y dibujitos de distintos mapas. 
Creo que también me inventé alguno.

Los nombres de los puertos de refugio para el cabotaje, de las islas, ríos y ciudades son inventados.

Ahora podéis buscar a vuestro amor por Nostro Mar.

Cuidad de no ir a Outro Mar, poblado de miedos, tinieblas y monstuos,
islas que se desplazan y sobre todo, desconocimiento.

Sólo algunos pescadores o aventureros portugueses lo comienzan a navegar,
siempre mareando junto a la costa.

También en Nostro Mar hay peligros, pero ya los señala el mapa: volcanes, fosas, arrecifes...
Y todas las hermosas y prometedoras ciudades de todos los mundos que nos rodean...

 
navegad, navegad