SOCIEDAD DE DILETANTES (, S.L.) & PAAARTNERS

(atadijos sin fraude) -equilibrios inefables-

jueves, 31 de diciembre de 2009

obras perecederas



“alguien habla. un ángel” es un regalo para un amigo.

Son trozos de papel de seda empapados de acuarela que impuse a una lámina de acetato por procedimientos variados, sin colas, pegamentos ni adhesivos.

El acetato está cosido por sus cuatro esquinas a otro papel que también empapé de varios modos para alterar su color.

Tras ser cuidadosamente enmarcado en vitrina por el enmarcador habitual (sombrerazo para Miguel), se lo entregué a mi amigo.

Juntos acordamos su destino: si de la obra van desprendiéndose las sedas es mejor dejar que ese posible deterioro siga su curso, sin intevenir en él.


Preservamos en una caja acristalada algo potencialmente perecedero.






Tuve la idea del ángel y haciéndolo me pareció que tenía algo de "representación del HABLAr"