SOCIEDAD DE DILETANTES (, S.L.) & PAAARTNERS

(atadijos sin fraude) -equilibrios inefables-

domingo, 13 de diciembre de 2009

Este otoño que tanto te quiero, te regalo la lluvia

Este otoño que tanto te quiero,
te regalo la lluvia.

Así comenzó ayer Eduardo Fraile la presentación del libro de José María Parreño
"Instrucciones para blindar un corazon", 
 en La Curva bar lleno de gente.



el autor, José María Parreño


 

El editor, Eduardo Fraile



Carlos de Miguel  y Viki Castillo
poniendo voz y música a poemas de Parreño

Y hoy pido a Dios 
que me conceda días para olvidar tu nombre
y escucho el azúcar cayendo sobre el té
y su ruido es idéntido al del paso en la nieve
hace tanto y tan lejos.

Llega la madrugada como un trueno de cal.
Tú no estás
y va a llegar octubre
y está lloviendo a cántaros sobre la Judería, en Córdoba.




Como un orfebre lima una medalla
estoy atareado en olvidarte.

Acariciaré minucioso otra piel 
para olvidarte.

Ahora sé que el jacinto y el tigre son idénticos.

Voy a usar contra ti todos mis sueños,
toda mi desesperanza,
toda mi poesía,
todo lo que sé.

 

Porque todo en la tierra se pide por tu nombre,
porque estás
en la anchura del mar y en el perfil del junco,
porque hoy sin ti la vida estorbaría como un abrigo inútil.

Sé que cuando amanezca extrañaré
tu tibieza que asedian las nevadas.

 

Entreverando versos cantados y versos recitados






Combatir a la muerte en todos los frentes
y sobre todo
en el campo de batalla de tu piel,
allí donde los  vencedores no usan palabras.

 
Comenzamos la guerra sabiéndola perdida,
sabiendo que tarde o temprano
seríamos suburbios bajo el vandaval.

Como lo somos hoy.

 

Este otoño que tanto te quiero,
te regalo la lluvia.


Los textos en azul son fragmentos de poemas de 
José María Parreño, de "Instrucciones para blindar un corazón"

Todas las fotografías son de las niñas Ariadna y Casandra
Ellas las hicieron desde su punto de vista