SOCIEDAD DE DILETANTES (, S.L.) & PAAARTNERS

(atadijos sin fraude) -equilibrios inefables-

sábado, 25 de enero de 2014

de cómo cazar un diente de león: la exposición








Vistas de la exposición de cómo cazar un diente de león, en La Curva -Valladolid-

(las fotos no son nada buenas, así que iré alternando éstas con otras, de mejor calidad, de cada obra , y enlaces a este blog donde se muestran).




La exposición está constituida por dibujos de vilanos y diversas plantas vilanosas, todos muy tenues, como corresponde a esta temática, y para ser observados de cerca. Y por unas esculturillas de pequeño tamaño realizadas con papus de dientes de león + un nido.

Estas esculturillas se presentan en peanas colgadas de la pared, protegidas por diversos tipos de recipientes transparentes de cristal -cajas, peceras invertidas, reposteros variados..-, colocadas a veces sobre "peanas" de madera clarita -cajitas compradas en el chino LI-




(no, si es que no se ve nada) Explico, de izquierda a derecha los dibujos:



tragopogon porrifolius
lápiz de color / papel
29,8 x 15 cm.

Donde se representa el papus de la barba de cabra






tragopogon porrifolius
lápiz de color / papel
29,8 x 15 cm.

A este tipo de vilanos, como mejor se los caza es
al vuelo

Estos dos dibujos son reproducciones de un vilano de tragopopon porrifolius o barba de cabra, bicho de bastante tamaño, dibujado al mismo -se dice a escala, no?-.

El tema del alzado y la planta es un guiño a mi querido blogger Francesc Cornadó, que sabe mucho de esto.




lápiz de color / papel
29,8 x 15 cm.


A este no le ha ocurrido percance alguno.
Permanece igual a sí mismo.

Esta observación tiene que ver con las siguientes obras:


de derecha a izquierda, tenemos:






lápiz de color / papel

29,8 x 15 cm.



De lo que queda cuando se ha agitado un

diente de león





lápiz de color / papel
29,8 x 15 cm.


De lo que acontece cuando un airecillo encuentra un dandelion


De esta obra no tengo más fotografía que esta:







lápiz de color  y  modelo real / papel
29,8 x 15 cm.

sin comentarios


La planta en cuestión es un senecio vulgaris, también llamado zuzón, hierba cana, zorna-belarra, que aquí se ve rodeada de sus vilanos. En la obra en sí, arriba está este dibujo y abajo la planta espachurrada contra el papel, con los vilanos hechos papilla.

Los vilanos del senecio son más pequeños que los del dandelion or diente de león, y no tienene rabito entre la semilla y el penacho, con lo que son muy divertidos y cabezones -por la semilla- .
 

Otras dos obras de la exps, que son, de izquierda a derecha:





lápiz de color / papel
29,8 x 21 cm.



O de lo que ocurre cuando se sopla un diente de león





vulcanitos de dandelion / hilo de seda
Algo más de 22 cm. de alto


En la exposición esta obra, que cuelga de un alfiler, ve enmarcada en vitrina. Durante meses la he tenido sin protección, colgada de su hilo flotando sobre su fondo oscuro. Me ha hecho volver a percatarme de la cantidad delicadas de corrientes de aire que hay en cualquier sitio y que nos resultan imperdeptibles, pues el hilo con los vilanos no paraba de moverse, y cada vez que lo volvía a ver en su lugar resguardado, lo encontraba en una postura diferente -Pero qué haces ahí-. Y con tanto balanceo y golpecito solo un vilano perdió su penacho y se quedó con el palito huérfano.  Y esto atestigua la resistencia de estos seres de aspecto tan frágil.
Arreglé la anécdota antes de enmarcarlo, pero ahora no se mueve ya (eso creo).



Hay otra obra más de vilanos flotando, esta vez de senecio vulgaris, de la cual no tengo fotografía por una casualidad curiosísima, cuya cartela dice:



nubicella de vilanos

lápiz de color / papel

29,8 x 21 cm.

(Este dibujo es el que más me gusta de toda la exposición)




lápiz de color / papel
30,5 x 16,5 cm.

Diversas posiciones adoptadas por una ramilla en el aire - más un intruso



(El intruso es esa cosita que hay en el dibujo, una retrato de un nudo de una rama de platanus, que se coló ahí. Cosas de la vida). Todo en esta exposición en más o menos y aprox, o muy aprox.

(De vez en cuando la exactitud cansa) 






dibujo encontrado / trouvée
Bolígrafo / papel vegetal
75 x 100 cm.

Dibujo muy incógnito que encontré en una carpeta y
que no recuerdo cuándo hice
pero me recuerda a un dandelion grandote



Y así es, no sé cuándo lo hice, lo intuyo aprox.. Dormía en una carpeta y lo encontré buscando otra cosa. Estuvo meses en el estudio no sé por qué. Hasta que observé que era como un diente de león tamaño gigante y decidí añadirlo a la exposición: que participe él también. Y así fue.

Pero olvidé sacarle la consabida foto, o sencillamente, me negué a tener todo tan asquerosamente documentado, que parece que tooodooooo tuviera que estar inmortalizado más allá de nuestro perecer por siempre jamás.

Total, que más o menos y aprox. se parece a esta otra obra de 2005, pero en grande:


Esta obra, y el dibujo muy incóginito de la exps. tienen la característica de su dudosa visibilidad, al estar realizados con bolígrafos de gel blanco y plata sobre papel vegetal. Es un tema que me interesa mucho. En esta ocasión le di algo más de visibilidad al dibujo trouvé poniéndole un fondo oscuro bajo el papel vegetal.
Asunto que reaparece en todos los dibujos de vilanos, que son muy tenues y no se ven a una distancia de más de dos metros.

Y todo esto guarda relación con la escasa visibilidad de todas estas plantas y restos vegetales, que tan desapercibidos nos pasan: así, encontrarlos y recogerlos es como tener un tesoro muy muy secreto, al que contemplar con una gran sonrisa.




Materiales vegetales con forro de pelusa seminal de chopo
5 x 8 cm. diámetro -muy aprox

Se trata de un nido de primavera, a imitación de uno que encontré en tal estación, y que tenía trocitos de pelusa de chopo -   En la obra, que hice en otoño, la pelusa es un suave forro interior, para mayor confort del pájaro que allí quiera habitar.

La pelusa la saqué de cápsulas de chopo que tenía guardadas. Y aunque tenían un aspecto seco, e incluso un poco podrido, en su interior, la pelusa era abundantísima y totalmente fresca.


En the exhibition se presenta el nido encaramado a una peana -la tapa de la cajita del chino Li- cubierto con una pecera invertida (también de Li).







papus de diente de león / corteza de castaña de indias
                                                           4,5 x 4 x 2,8 cm. aprox.



La presentación de esta obra en la exps. es todavía más divertida que la anterior, porque la pecera pequeña de Li se mantiene en equilibrio sobre la caja de Li, y todo da la impresión de que va a venirse abajo de un momento a otro, a cualquier descuido. Conteniendo la respiración, como ante un vilano.




Vulcanitos / corteza de platanus
1,7 x 8 x 4 cm. aprox.

(desfilan los milanos con aire muy marcial)

El contenido de esta caja de cristal y metal -no es de Li-  es esta otra obra:








Milanos de diente de león / corteza de plátano ornamental
4,5 x 7,5 x 3,3 cm. aprox.


La obra aparece en el one solo show sobre la cajita de Li y metida en un respostero.





vulcanitos de diente de león / corteza de platanus

5 x 5,5 x 3 cm. aprox.



Y esta otra obra se ve in the exhibition subida a la cajita de Li y protegida por la cupulilla de un repostero para madalenas, todo en esos equilibrios inefables que tanto me gustan y divierten.
 ....................
Divertidísimo fue preparar el montaje de esta expo, no solo hacer las obras .

El enmarcado corrió a cura de Miguel y Teresa, de la Galería Carmen Durango, siempre con consejos de enmarcado exquisitos y magníficas soluciones, y todo ello a muy buen precio.

El transporte de las obras hacia su enmarcado también fue muy divertido, en medio de la lluvia y el viento, metida alguna en la típica bolsa de basura negra -extra size- que se pusieron hace tiempo de moda para transportar el dinero negro.

Pero lo más estupendo fue la búsqueda de alternativas a la típica urna de cristal, persiguiendo cajitas, reposteros, pequeñas bolas de cristal, peceras diminutas, y hasta un candil que compré y aún no he usado. Eso y las cajitas de Li, siempre tan atento, guiándome por su laberíntica tienda.

Agradezco a La Curva -Angel y Memé- que me permiten exponer en su bar y me ayudan en todo el montaje, como siempre.

A Mimula Diletante, que cargó con las obras y me ayudó a disponerlas sin que se rompiera  nada. 

A Juan Carlos Tejo, por sus intentos de iluminar la exposición subiéndose a lugares inverosímiles y no tirando nunca la toalla. 

Y al público en general que se acerca a ver la exp. sin soplar ni tocar nada, y me hace comentarios, etc. etc.



 

Ahí les espero a Uds.

Ha sido un placer