SOCIEDAD DE DILETANTES (, S.L.) & PAAARTNERS

(atadijos sin fraude) -equilibrios inefables-

lunes, 12 de septiembre de 2016

"Escriba demenciado", texto de Elena Román en la exposición homónima






Escriba demenciado
2014
Lápiz de color / papel
42 x 67,5 cm.


(el escriba trató durante mucho tiempo de describir los viñedos y las aves que los sobrevolaban y deambulaban por la tierra)

ESCRIBA DEMENCIADO

Olas, escriba, esperaban olas. Pero te has demorado describiendo a las tortugas. Siempre habían creído que los renglones ideales para su historia eran olas pero, según tu redacción, son alambradas de colores, crustáceos ensartados en ellas, retratos cuneiformes de pequeños bosques… ¿Qué letra omitiste para conseguir cambiar la historia? Lunas y paréntesis son recursos frecuentes en tu escritura.  Y en tu escasa charla. 

  Elena Román


En su blog tardío, Elena Román explicó muy bien cómo nos las apañamos tan bien ella y yo con el texto que escribió para esta obra en 2014, que hoy se exponen juntos, texto y obra, en la exposición titulada precisamente,  escriba demenciado.





La obra es un texto vegetal, continuador de otros anteriores, que comencé en verano de 2014 porque sí, porque me apetecía hacer un texto de este tipo en un tamaño más grande y explayarme. Comenzada la obra, tuve que dejarla a un lado varias semanas por una operación en la mano derecha (que aproveché para hacer pinitos con la izquierda, claro). La retomé y seguí y proseguí mucho tiempo, trabajando obsesivamente desde que me despertaba hasta que desaparecía de casa, maldiciendo los afilalápices siempre estropeándose y fastidiando las puntas, los lápices escurriéndose de entre los dedos por la caló estival, y todo lo que suele acontecer por esas fechas -falta de suministros, tiendas cerradas, etc-.


Un día lo acabé. Le puse el nombre adecuado y escribí el pequeño texto descriptivo. Lo escanée a trozos... me hice un lío con ellos, me harte,  y me alivió que Elena y yo nos pusiéramos de acuerdo y escribiera su hermoso texto,  que recibí con mucha alegría, asombrada, y dando volveretas con su final "Y en tu escasa charla",  y como ella cuenta,  expuse texto y obra en una exposición colectiva de Arañados Signos ese noviembre... y me olvidé de contárselo a Elena hasta enero del año siguiente!!!!




Mil gracias, Elena