SOCIEDAD DE DILETANTES (, S.L.) & PAAARTNERS

(atadijos sin fraude) -equilibrios inefables-

sábado, 22 de agosto de 2009

He visto


MAULLIDO



He visto a los peores de mi generación
escalar los dorados rascacielos del poder
económico y trepar
(como los monos a los cocoteros) hasta las almenas
(deslumbrantes como sus dentaduras) de las torres del poder
político. Todos son presidentes
(todos son prescindentes, todos son prescindibles)
de algún Consejo de Administración
de algo o del Gobierno de algo.
Porque ellos son “alguien”, ellos “han llegado
de la nada a la monada, se han hecho a sí mismos
y ahí están.


Ahí están apoltronados en sus dignidades,
ahítos de autosatisfacción y longanimidad.
¡Joder qué tropa! (Y siguen siendo los ineptos de entonces
prodigiosamente adaptados al entorno,
al hábitat, al ecosistema: la sociedad
de consumo.) Si nos vieran por la calle nos abrazarían
con alborozo, estrechamente, procurando introducir
un billete morado en el bolsillo de nuestra americana
de confección.
Pero esto no sucederá, no hay peligro. Están blindados
contra nosotros, que somos su memoria
y su conciencia.


He visto a los peores de mi generación llevarse a las más guapas
a la cama, y dejarnos con un palmo de narices
y esta perplejidad universal. Cuando pienso en sus pollas
simiescas penetrando los cuerpos espirituales,
enloquecedores y dulcísimos de nuestras enamoradas
se me quita la fe en la humanidad.
(A ellas tampoco las encontraremos en el supermercado.)
He visto a los peores, a los más decidida-
mente mediocres triunfar en todo, tener éxito
en todo, menos en una cosa: la educación de sus hijas
adolescentes, que –a escondidas- releen nuestros libros
y nos llaman y se citan en secreto con nosotros,
los mejores, para pecar.


Eduardo Fraile
Quién mató a Kennedy y por qué. Apuntes del natural.
JCYL, 2007



y quién no los ha visto

un recuerdito para ellos, los inefables trepas