SOCIEDAD DE DILETANTES (, S.L.) & PAAARTNERS

(atadijos sin fraude) -equilibrios inefables-

domingo, 9 de agosto de 2009

ya solo somos eco de un arañado signo



TEORÍA TRAMÁTICA DE ARACNE


El signo dice apenas lo que la mano calla.

El lenguaje se aboca. Sea boca el lenguaje.

La escritura ya fluye en un pincel de letras
ajena a la distancia que media entre las artes
-según dicen algunos-.

Emerge entre los trazos la certeza del nunca.

La verdad vive oculta, la materia la muestra
negándose a ser una, jugando a ser su doble.

El verbo es una trama que la araña desteje.

Ya solo somos eco de un arañado signo.

Javier García Rodríguez

en Luz ilesa. Poesía en Valdediós, 2008


Este eco de un arañado signo de Javi



En su libro Líneas de alta tensión (Literatura crónica que viene a cuento) (Septem Ediciones, 2009), Javi recopila los artículos que fue escribiendo durante 2007 en La Nueva España, sobre literatura de Asturias.

Me gustó mucho el artículo que ahora abre este libro,


ALGUIEN ESTÁ ESCRIBIENDO UN POEMA POR TODA LA CIUDAD
(SOSTIENE MAIAKOVSKI)

Dice que imaginemos que al despertar una mañana en una ciudad, pongamos que Oviedo, por ejemplo, nos encontramos versos anónimos pintados por todas partes, "atraversando los muros". Dos investigadores van analizando el fenómeno, con la sospecha de que todas las pintadas forman un poema escrito en la ciudad.


Lo que Javi nos está contando es el relato de Vicente Luis Mora "El texto urbanizado" (Subterráneos, DVD, 2006)
.

.. la ciudad.. manuscrita, caligrafiada..

Pero la realidad y la ficción se entrampan, y en el texto de Javi comienzan a aparecer versos, poemas pintados anónimamente o no, encontrados en los muros y paredes de distintas ciudades:











"Pero qué sucede cuando la realidad imita a la ficción, cuando las fachadas hablan, cuando la ciudad es un papel en blanco en el que se escriben versos, alegatos, revanchas, poemas."
...

"Qué sucede cuando la ciudad no está escrita, sino que es ella misma la que escribe sus versos, como si se tratara de una especie de autor común: todos y nadie."


y qué son estos rasguños sobre las paredes



"...Un panfleto contra la muerte, agarrar el instante que se escapa sin remedio, proteger lo existente, renegar de los valores, todo cabe en la ciudad escrita..."


Y para qué esta necesidad de inscribirnos en los muros


"..Lo que queda son huellas en los pliegues del ser. La dificultad del ser.."

...

"Porque, tal vez, imagino, en la ciudad nerviosa que escribimos y que nos escribe, todos nosotros ya solo somos eco de un arañado signo. Poesía contra todos los muertos, de eso se trataba."




Los textos entrecomillados son de Javier García Rodríguez.
El fragmento azul es de Vicente Luis Mora, citado en el artículo de Javier.