SOCIEDAD DE DILETANTES (, S.L.) & PAAARTNERS

(atadijos sin fraude) -equilibrios inefables-

sábado, 13 de febrero de 2010

De Brenda Ascoz: dos poemas




Nada tengo que ofrecerle
que no sea
esta dependencia absurda,
este llamar a mis problemas con su nombre,
a mi salvación con mi nombre,
a mi nombre con el suyo.
Yo, que sobreviví con mi sombrero
y unos granos de arena en los bolsillos,
he cometido el error de convertirle en motivo:
nada puedo ofrecerle
que no sea
el reflejo de su rostro en mis pupilas.
No ahora.
Y me dicen sus manos que van a marcharse,
tan pronto,
antes de que a la estatua de humo a la cual venero
se le vean las costuras.
 ....
¿Por qué esperar a tu adiós?
_No te quiero. Encantado
de haberte conocido_

No puedo,
no,
evitar el daño.
Pero sí que puedo Sí tengo
voz todavía.
Adiós,
si tú no lo dices,
yo lo digo.

BRENDA ASCOZ
Ecorché
De la primera parte: un nombre que llevarme a la boca
(Eclipsados, 2009)


un nombre que llevarme a la boca es la primera parte Ecorché

Le siguen:

de la mano de aquella a quien más temo

desaprenderte por fin

y un epílogo, el poema "Tras las puertas batientes del olvido", escrito por Brenda Ascoz en colaboración con Almudena Vidorreta, que recoge y combina versos del poemario y lo cierra con broche: 

"pequeña victoria".
 ...

Próximamente en