SOCIEDAD DE DILETANTES (, S.L.) & PAAARTNERS

(atadijos sin fraude) -equilibrios inefables-

domingo, 14 de noviembre de 2010



En esta pequeña obra sobre papel de 2007, con todas esas marcas, puntitos, cuajarones, no hay ni un trazo: son los restos, lo que quedó -al evaporarse en parte y al absorberse por otra- del agua que inundó la hoja, sobre la que había sembrado y sembré cenizas. Los restos que el agua fijó al papel.


Pienso en una inundación y lo que queda al retirarse las aguas (y me doy cuenta de que es su resonancia bíblica lo que me ha llevado a esta expresión).



pienso en papeles viejos, o antiguos -da lo mismo en esta situación- marcados, manchados, rotos, con todas las mareas del tiempo, sin importancia.






traseras de viejos cuadros sin la más mínima importancia



todas esas cosas que se llevará el agua



y sin embargo, persistimos en nuestro hacer, seguir haciendo, aunque sea ceniza