SOCIEDAD DE DILETANTES (, S.L.) & PAAARTNERS

(atadijos sin fraude) -equilibrios inefables-

miércoles, 29 de julio de 2009

Es brutal esta mentira


PROVERBIO ESPURIO
DEL ESPANTAJO Y EL COCO


Confidencial:

Es brutal esta mentira
que nos hacen digerir

(¡Te piso el corazón,
si me delatas!)

Rafael Valdivieso
Muertos en vinagre










La obra es de Sociedad de Diletantes, S.L

Objeto. Materiales muy diversos (garbanzos, alubias, pimentón,

finas hiervas, gayuba, acuerela... sobre lecho de periódico

siliconado, envasado en tarrina alimentaria

para consumo espaciado).

20 x 15 x 8 cm.



Este producto no caduca nunca
Si bien las autoridades sanitarias no se han pronunciado, ni han prohibido,
se recomienda su consumo en raciones muy pequeñas
.....................................................................................................................................................

Muertos en vinagre, de Rafael Valdivieso, es un libro "escrito en Valladolid, Febrero del 92, Noviembre del 94".

Además de los muertos en vinagre, Rafael Valdivieso ha publicado, siempre fuera de circuito, "Papel de envolver" (1991) y "La canción del funcionario" (1999, con una segunda edición posterior). Tiene otros poemarios que no sé si están aún inéditos: "Parcela humana" (1992) y "Casa de ser y amar" (2006).

Los muertos en vinagre tiene cuatro partes:

1 Poética del puchero
, que se abre con estos versos:

Deambular a solas
por un viejo poema
descacharrado...

2 Pepitoria de mi vida

3 Potaje de pasión

4 Relaciones en vinagre


Pues sí, estos son poemas descacharrados:


V - 2

El psiquiatra me pregunta,
pero yo me quedo mudo,
porque sé que me hago viejo,

como el azucarero,
comó - lalá - vadó - ra,
como la lavadora.

VI

QUISIERA ESTAR MUERTO
SOBRE LA SOPA FRÍA

Pesadumbre.
Ochenta y siete kilos
de tremenda
pesadumbre...

Plomo, plomo,
grumos de piedras
protohistóricas,
por los espesos caminos
del hambre
envilecida...

Años de hamburguesas
que se han estacionado
en un quiste parecido
amí - melán - colí - a.
...
De Relaciones en vinagre:

V

Tú puedes ser feliz
explicándome en silencio
tus esquizo-psico-frenias,

y mientras, yo calculo
la rigidez de mis tentáculos.

-Deberíamos
hablar, así,
de amor,
más a menudo-.


IX

Repóchame, si quieres
la automática ruindad,
la impertinencia,
de mis frecuentes erecciones...

Recurro a un sueño vertical,
- una falsa congestión,
de máquinas sexuales-
para espantar el miedo,

en este avinagrado atasco
de soledad humana.

Yo no soy un alumno aventajado:
me corro, a menudo,
con mis remordimientos.

Rafael Valdivieso leyó algunos poemas en la última sesión de versátil.es - IV festival de la palabra.