SOCIEDAD DE DILETANTES (, S.L.) & PAAARTNERS

(atadijos sin fraude) -equilibrios inefables-

sábado, 12 de marzo de 2011

Día de las mujeres cojunudas y listas que te cagas y otras delicias diletantes

Feliz día de MCYLQTC




Hoy es el día de las Mujeres Cojonudas y Listas que Te Cagas,

por tanto, por favor, reenvía este mensaje a todas aquellas mujeres que creas que corresponden a esta descripción. A mi no hace falta que me lo reenvíes, ya que lo he recibido de parte de otra Mujer Cojonuda y Lista que Te Cagas!

Y recuerda que hay que vivir con este lema: La vida NO debería ser un viaje a la tumba con la intención de llegar seguras, con un cuerpo bien atractivo y conservado, sino un viaje para llegar patinando de lado a lado con una tableta de chocolate en la mano y una copa de vino en la otra, hecha polvo y gritando: "Uaaaaaauuuu menudo viaje!!"

¡Por las mujeres!

Dentro de cada persona vieja hay una persona joven.... que se pregunta qué coño ha pasado...

- Cora Harvey Armstrong-

Dentro de mí vive una mujer delgada que grita para salir. Pero generalmente la puedo acallar con galletas
.
- Anónima -

Los años más duros de la vida son entre los 10 y los 70
.
- Helen Hayes (a los 73) -

Los 35 es esa edad en la que finalmente consigues tener la cabeza en su lugar, mientras que el resto del cuerpo empieza a caer.

- Caryn Leschen -

Si no puedes ser un buen ejemplo.... deberás ser una espantosa advertencia.

- Catherine -

La frase "madre trabajadora" es redundante

- Jane Sellman

Nadie puede hacerte sentir inferior sin tu permiso
- Eleanor Roosevelt


Justo hoy recibo por email este texto, con viñeta que no es mía y no sé de quién es, justo después de leer "Io donna" de Sara Tormenta, en su blog, aquí

Y es que no puedo remediarlo, pero a mí me gusta la gente normal, las mujeres normales, me gusta España  y me gusta el rey Juan Carlos I, porque he leído a Manuel Vilas y estoy bajo su influeeeencia, y hoy publica un artículo estupendo en su blog -por aquí-

Decía, pues, que me gusta ver la cara de la gente y sus expresiones, codearme con la gente por la calle y en los bares, gente normal que va a la compra o de aquí pallá.

Pero sobre todo me gusta la expresión de la cara de la gente, y eso es lo que les miro, y también el hermoso peinado de la niña negra que espera el autobús,  y el gesto de la señora gitana que se lleva la mano al pecho -y eso sí que es femenino,  y no los morros siliconados de cualquier pedorra en la portada de una revista femenina -puajh!, y la sonrisa amplia de mi frutera -que sí, que está gorda y le importa un rábano, y se come media sandía porque está fresquita-, y la viejilla tamaño llavero (como seré yo si llego a su edad) que viste todita de negro y con pañuelo en la cabeza y anda a pasitos con sus zapatillas de estar por casa, absolutamente ajena al ajetreo de la calle. Y las chicas de la droguería que me sonríen y con las que me río por chorradas.

Y lo que no me gusta nada pero nada que nada de nada son las señoras-de -valladolid-de-toda-la-vida y las que se les van uniendo por el camino: una tropa de clones de señoras

con mechas (que no falten las mechas!!!)
y "bien vestidas"  (clasicismo aburrido-grisado o clasicismo horteranuevoricototal)

, delgadas  (que es lo fino)

, que no te miran  porque no tienes ninguna importancia, (es que no somos de familia)

y con caras de asco, permenentes caras de asco  (lo más definitorio, la marca de fábrica)

bajo sus maquillajes y tratamientos de belleza y conservería, adelgazamientos perpetuos,  bolsos "de marca", tacones, joyas de oro y otros majaderías que llevan llenas de amargura de aquí pallá.

¡¡Que vivan las señoras gordas y felices!!